fbpx
Fotografía

Fotografía 360 de producto

By 3 enero, 2019 No Comments

Una de las desventajas de comprar online es que el cliente no puede tener el producto en sus manos al momento. Por ello la fotografía 360 de producto ha emergido como una técnica de fotografía muy útil para mostrar el producto desde todos sus ángulos. La fotografía estática de un producto no es interactiva, no permite ver lo que compras en toda su esencia.

En Damatha hemos entendido que los productos se deben mostrar de forma perfecta. Por eso nos especializamos en la fotografía 360 de producto. Es una técnica que no solo muestra el producto desde todos sus ángulos, sino que consigue ese efecto de interacción con cada persona que visita la web, como si tuviera el producto en sus manos.

¿Cómo fotografiar productos en ángulo de 360º?

Ya has visto que la fotografía 360 de producto elimina esa desventaja de no poder interactuar en una tienda online respecto a la tienda física. Realmente tomar fotografías en ángulo de 360º es sorprendentemente simple. Consiste en tomar capturas del producto desde ángulos diferentes.

Para crear una visión 360º la cámara no se mueve alrededor del producto, por el contrario, es el propio producto el que gira en una mesa giratòria de 360º mientra la cámara captura las distintas tomas. Una vez se realizan las fotografías toca hablar de los visualizadores. Se trata de un reproductor de vídeo especializado y diseñado para convertir tus imágenes en una vista interactiva 360º.

Equipo necesario para la fotografía 360 de producto

Veamos qué equipo necesitas para crear una vista de 360º de aspecto profesional. Lo más imprescindible como bien sabrás es la cámara. En nuestras sesiones utilizamos siempre el modo manual porque los ajustes de la cámara deben mantenerse fijos. En este caso, el trípode también nos será muy útil, pues nos permitirá mantener la cámara inmóvil mientras se toman las imágenes.

En el caso de la iluminación, hay dos tipos de luces: las estroboscópicas y las continuas. Las primeras destellan mucho brillo por fracción de segundo, como si de un rayo se tratara. Las segundas simplemente se mantienen encendidas, por ejemplo, como una lámpara potente de escritorio.

Antes os la hemos mencionado porque la fotografía 360º de producto no sería posible sin una mesa giratoria. Cualquiera con una superficie circular de plexiglás es válida. Estas mesas tienen unas pequeñas marcas grabadas alrededor de cada extremo, lo que facilita cada toma con una separación uniforme.

El fondo vuelve a ser muy importante. El blanco es el color ideal para destacar el producto, especialmente si este es pequeño. No hace falta destinar muchos recursos al papel de fondo, pues el color es lo más importante. Puedes utilizar unos ganchos de resorte y una caja de cartón para sostener el papel.

Ahora ya sabes qué equipo es necesario para la fotografía 360 de producto y porque es tan importante esta técnica fotográfica para tu negocio online.